Día de la Provincia en Barcelona

El sábado, día 8 del presente mes de junio, en la casa de San Antonio, de Barcelona, se ha celebrado la tercera jornada del “Día de la Provincia”, con la participación de unos treinta hermanos, provenientes de las fraternidades de Barcelona –la anfitriona-, Lleida, Teruel, Zaragoza, Sabadell, Vila-Real, Madrid, Cartagena y Gilet. Durante la misma hemos homenajeado a tres hermanos que están de bodas en este año: Fr. Josep María Valls, en sus setenta y cinco años de profesión religiosa, y Fr. Miquel Casafont y Fr. Saturnino Vidal, en sus cincuenta años de profesión.

Fr. Fernando J. Fuertes, del Equipo de Formación Permanente y coordinador de este encuentro, una vez llegados todos los esperados, tras el preceptivo café de bienvenida y reunidos en el salón, dirige unas palabras de saludo a todos los presentes, expone brevemente los actos que vamos a realizar durante la jornada, y cede la palabra al hermano Guardián de la casa, Fr. Francesc Linares, que saluda a los hermanos y manifiesta la satisfacción de la fraternidad por poder acoger este encuentro, agradeciendo a los hermanos el esfuerzo por asistir, dadas las distancias que nos separan.

Toma la palabra el Ministro provincial, Fr. Juan Carlos Moya Ovejero. El Ministro agradece a la casa de Barcelona la acogida de este encuentro. Fr. Juan Carlos inicia sus palabras recordando cuál es nuestro objetivo para este curso que ya estamos finalizando: la vida de oración y relación con Dios. Este es –o debe ser- nuestro “hábitat” natural, nuestra fuente de vida y nuestro impulso evangelizador. Hoy nos damos una oportunidad más de convivir y compartir desde esta clave de nuestra vida franciscana.

El hermano Ministro hace una extensa relación centrada en la situación personal de los hermanos, de las enfermerías, de la vida económica de la Provincia y de las perspectivas de futuro a las que nos enfrentamos, desafíos a los que hemos de dar la cara, oportunidades que son también para expresar y vivir nuestro carisma. Las palabras del hermano Juan Carlos dan paso a un sugerente y clarificador diálogo posterior, al que dedicamos un buen tiempo.
A continuación, en el templo de la casa y en misa de horario público, que hizo posible la participación de los laicos, especialmente de la OFS que hizo el esfuerzo de estar presente, celebramos la eucaristía, que presidió el hermano Ministro, y en la que homenajeamos a los tres hermanos que celebran este año su aniversario de profesión religiosa. Tuvimos también un especial recuerdo para nuestro hermano Fr. Antonio Alcalde, misionero en Marruecos ya muchos años, que hoy mismo recibirá sepultura tras su inesperada muerte. Dios le tenga en su gloria.

El encuentro culminó con una comida fraterna, gustosamente preparada por la fraternidad de Barcelona, signo de ese compartir más profundo que hace posible nuestro compromiso de vida. Agradecemos muy cordialmente a los hermanos de San Antonio de Barcelona su acogida, y al Ministro y hermanos del Equipo de Formación Permanente –trabajadores entre bambalinas- el esfuerzo e ilusión en la preparación de este encuentro. La fiesta ha terminado. Comienza la cuenta atrás para la siguiente.

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR