Crónica 7. Capítulo General

El 7º día del Capítulo General, lo fue de descanso y encuentro, pero también para la memoria de la experiencia original franciscana. Un nutrido grupo de hermanos Capitulares realizó una peregrinación al Santuario de Greccio, en el Valle de Rieti, donde, en el año de 1223, Francisco revivió de modo especial del Misterio de la Encarnación.

También en esta ocasión, afectuosamente acogidos por los hermanos de la fraternidad del Santuario, los Capitulares pudieron visitar los lugares de la memoria franciscana, que hacen viva y concreta la simplicidad y pobreza invocada en las reflexiones de estos días.

 La celebración eucarística fue presidida por Fr. Julio Bunader, Vicario General, quien invitó de nuevo a esforzarnos por actualizar con nuestra reflexión y nuestra vida la «memoria Christi» que orientó la vida de Francisco.

La comida fraterna, ofrecida por los hermanos de la Provincia de Roma en el «Oasis de Greccio», fue el colofón de la peregrinación.

A mitad de la tarde emprendimos el regreso a Asís, donde nos preparamos para afrontar la segunda semana del Capítulo General, en la que conoceremos a los hermanos que habrán de regir los destinos de la Orden durante el próximo sexenio.

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR