Santiago apóstol: testigo y mártir

Mateo (20,20-28)Evangelio según san Mateo (20,20-28)

 En aquel tiempo, se acercó a Jesús la madre de los Zebedeos con sus hijos y se postró para hacerle una petición. Él le preguntó: «¿Qué deseas?»
Ella contestó: «Ordena que estos dos hijos míos se sienten en tu reino, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda.»
Pero Jesús replicó: «No sabéis lo que pedís. ¿Sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber?»
Contestaron: «Lo somos.»
Él les dijo: «Mi cáliz lo beberéis; pero el puesto a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo, es para aquellos para quienes lo tiene reservado mi Padre.»
Los otros diez, que lo habían oído, se indignaron contra los dos hermanos. Pero Jesús, reuniéndolos, les dijo: «Sabéis que los jefes de los pueblos los tiranizan y que los grandes los oprimen. No será así entre vosotros: el que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor, y el que quiera ser primero entre vosotros, que sea vuestro esclavo. Igual que el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por muchos.»
Palabra del Señor

Hoy veneramos en España al "Señor Santiago" como nuestro patrón cuyo cuerpo arribó un buen día en tierras gallegas.
Santiago el Mayor era hermano de Juan y el propio Señor lo llamó "hijo del Trueno". Fue testigo privilegiado de la resurrección de la hija de Jairo, de la transfiguración de Jesús y de la agonía de Jesús en getsemani. Murió decapitado hacia el año 44 en tiempos de Herodes Agripa en Jerusalem donde desempeñó un papel importantísimo.
El Evangelio que se proclama en este día se refiere a la petición que la madre de Santiago y Juan hace a Jesús para que ocuparan un 'buen puesto' a su lado. Así son las madres con sus hijos buscando su seguridad, su estabilidad, su futuro. Y eso está bien. Más sorprende que Santiago y Juan declaren con tanta rapidez que están dispuesto a compartir con Jesús el cáliz, la copa, que ha de beber.
Así es la condición humana. En medio de los Doce, Santiago y Juan quieren destacar, sobresalir del resto y, esto que pudiera ocasionar malestar en el grupo, Jesús con su sabiduría, lo aprovecha para profetizar la muerte que Santiago padecerá por su fidelidad radical al Maestro y al Evangelio.
Y así, Jesús, de nuevo, vuelve a recordarnos que "el puesto de honor", el "ser el primero" a los ojos de Dios se mide en la entrega y el servicio.
Servir es uno de los verbos que debe practicar el buen discípulo. Servir no significa servilismo o renunciar a tu propia libertad, sino adentrarte en el horizonte de una total expropiación personal y de una entrega completa de nosotros mismos al Padre.

En SANTIAGO de COMPOSTELA, en este año jubilar encontraremos el abrazo del que es amigo y testigo de Jesús, como nosotros y con nosotros pues no podemos olvidar nunca que ser persona y ser discípulo significa siempre caminar. Porque Jesús quiso ser EL CAMINO.
¡Feliz día del Apóstol Santiago!
¡Feliz fiesta nacional!

¡Paz y Bien!

Evangelio y Reflexión del día.
Por Fray Manuel Díaz Buiza

ANUNCIO DE LOS NOMBRAMIENTOS OFICIALES

15-09-2021

...

Continuar Leyendo

La Profesión de los novicios

09-09-2021

...

Continuar Leyendo

BEATIFICACIÓN DEL VENERABLE MAMERTO ES …

03-09-2021

...

Continuar Leyendo

DOCUMENTO FINAL DEL CAPÍTULO GENERAL 20 …

01-09-2021

EnglishEspañolItalianoFrançaisePortuguês

Continuar Leyendo

Carta del Ministro general en el día de …

14-08-2021

...

Continuar Leyendo

Carta del Ministro General para la Solem …

06-08-2021

...

Continuar Leyendo

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR