La “perla” de la fe

Mateo (7,6.12-14)Evangelio según san Mateo (7,6.12-14)

 En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «No deis lo santo a los perros, ni les echéis vuestras perlas a los cerdos; las pisotearán y luego se volverán para destrozaros. Tratad a los demás como queréis que ellos os traten; en esto consiste la Ley y los profetas. Entrad por la puerta estrecha. Ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos entran por ellos. ¡Qué estrecha es la puerta y qué angosto el camino que lleva a la vida! Y pocos dan con ellos.»
Palabra del Señor

Jesús nos enseña a discernir, a sopesar, a caer en la cuenta que las "cosas santas" no deben ser dadas a los que no saben captar su sentido. Los "perros" y los "puercos" se refieren a los paganos y las "perlas" al Evangelio o incluso podría referirse a la Eucaristía. Y con este ejemplo Jesús nos invita a respetar el ritmo de cada persona, es decir, aceptar la aparente lentitud con la que llega a veces la gracia. No todos están preparados para acoger la Palabra y los Sacramentos, no todos se han adentrado en el misterio del amor de Dios para poder entender y vivir la justicia nueva que trae Jesús. ¡Que lección para nuestra pastoral sacramental, cuando hoy en día hay tantos bautizados que son tan poco creyentes! ¡Qué tristeza produce ver cómo "tratamos" tantas veces "las perlas" de la fe! ¿Realmente somos conscientes del gran regalo que se nos da en la Eucaristía?
El evangelista recuerda la "regla de oro" que resume "la ley entera y los profetas" y que Jesús la hace suya: "tratad a los demás como queréis que ellos os traten". El discípulo está llamado a proceder en su vida como el Padre celestial, que se muestra benévolo con todos. Reconocer a Dios como Padre nos lleva a establecer también una nueva relación con los demás hombres, amándolos como hermanos.
Acoge en este día la llamada de Jesús a "entrar por la puerta estrecha", que es Él mismo, y que da entrada a la vida filial y fraterna. Jesús es el camino angosto que conduce, sin embargo, a la plenitud de la vida. Cualquier otro camino fácil y ancho que no sea el del amor al Padre y a los hermanos conduce a la perdición.

¡Paz y Bien!

Evangelio y Reflexión del día.
Por Fray Manuel Díaz Buiza

Conferencia Eclesial de la Amazonía: un …

05-08-2020

...

Continuar Leyendo

Como miembros de una «fraternidad cósm …

04-08-2020

...

Continuar Leyendo

Koinonia: San Francisco y los cambios de …

03-08-2020

...

Continuar Leyendo

Fraternitas 08-09.2020 (No. 280)

01-08-2020

...

Continuar Leyendo

Carta del Ministro general por la fiesta …

28-07-2020

...

Continuar Leyendo

La Evangelizacion en la Parroquia y COVI …

27-07-2020

...

Continuar Leyendo

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR