De puertas para adentro

San Mateo 6,1-6.16-18. 

Jesús dijo a sus discípulos: Tengan cuidado de no practicar su justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos: de lo contrario, no recibirán ninguna recompensa del Padre que está en el cielo. Por lo tanto, cuando des limosna, no lo vayas pregonando delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser honrados por los hombres. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa. Cuando tú des limosna, que tu mano izquierda ignore lo que hace la derecha, para que tu limosna quede en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. 

 

Cuando ustedes oren, no hagan como los hipócritas: a ellos les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa. Tú, en cambio, cuando ores, retírate a tu habitación, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. Cuando ustedes ayunen, no pongan cara triste, como hacen los hipócritas, que desfiguran su rostro para que se note que ayunan. Les aseguro que con eso, ya han recibido su recompensa. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfuma tu cabeza y lava tu rostro, para que tu ayuno no sea conocido por los hombres, sino por tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. 

A quien se le ocurre rechazar una oportunidad para crecer? La Cuaresma es eso, una oportunidad para mudar el corazón; 40 días para entrar en el desierto de tu corazón y volver a la verdad de lo esencial. 

Para ello hay que ayunar, es decir, hacer el vacío en uno mismo, pues nuestro corazón se ha llenado de cantidad de cosas inútiles. Hay que orar, hacer silencio para escuchar el eco del Espíritu en tu interior. Hay que hacer limosna, compartir lo que uno tiene. Sólo así, la fiesta estará garantizada. 

El verdadero espíritu de la Cuaresma no es que lo note los demás sino Dios. Es un tiempo de puertas para adentro y allí, descubrir la luz, la alegría que reina en nuestro interior. 

!Feliz camino! !feliz travesía! No te entretengas en tonterías, no vivas tu fe de cara a la galería. Toma de una vez por todas el camino de la vida. 

!Paz y Bien!

Visita fraterna a la Provincia de la San …

18-06-2019

...

Continuar Leyendo

Manual para los Guardianes

17-06-2019

...

Continuar Leyendo

Encuentro del CEME: Consejo Ejecutivo pa …

14-06-2019

...

Continuar Leyendo

Justicia y Paz: Consejo Internacional de …

13-06-2019

...

Continuar Leyendo

Visita fraterna a la Provincia San Franc …

12-06-2019

...

Continuar Leyendo

Un fraile a otro: Gracias, san Antonio

11-06-2019

...

Continuar Leyendo

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR