Hermanos y hermanas, bienvenido a esta sección dedicada a la LITURGIA, que lleva el título de “Apuntes litúrgicos”. 

El altar (2)

Los altares tenían que tener siempre, en el lugar en el que se guardaban la hostia o el cáliz, una piedra de consagración (el ara), que habitualmente se colocaba en el centro del altar cristiano, generalmente embutida en su tablero, para la celebración de la Eucaristía. En los primeros siglos, el altar se situaba en el centro del presbiterio, y el oficiante estaba de cara a los fieles; servía (sirve) para disponer, sobre él, los objetos rituales y de culto y para dar mayor relevancia al sacerdote, de manera que quedara separado del resto de los asistentes al oficio y subrayar su contacto más directo con la divinidad.

Continuar leyendo

El altar (I)

El Altar, “altare”, de altus, “elevación”; lugar o espacio consagrado al culto religioso sobre el cual se realizan las ofrendas y/o los sacrificios. En la antigüedad se utilizaba el término “ara”, como lugar central en el que se colocaba el libro sagrado o de la ley. Podemos mencionar la más conocida el Ara Pacis de la Roma Imperial. Solía ser un lugar elevado, o simple montículo de tierra o piedra, o bien una tabla, sobre la que se colocaban las ofrendas o se celebraban los sacrificios a la divinidad.

Continuar leyendo

CONVERSIÓN CUARESMAL

La liturgia en este tiempo cuaresmal nos dice que:

Convertirse es: RECORDAR que el Señor nos hizo para sí y que todos los anhelos, expectativas, búsquedas y hasta frenesíes de nuestra vida, sólo descansarán, sólo llegarán a su plenitud, cuando volvamos a Él.

Continuar leyendo

La Cuaresma, tiempo de purificación e iluminación

La Cuaresma (en latín: quadragesima, ‘cuadragésimo día (antes de la Pascua) es el tiempo litúrgico del calendario cristiano destinado a la preparación espiritual de la fiesta de la Pascua. Se trata de un tiempo de purificación e iluminación, celebrado en la Iglesia católica, ortodoxa, anglicana, y buena parte de las Iglesias protestantes (incluyendo algunas evangélicas), aunque con inicios y duraciones distintas. 

Continuar leyendo

El templo, la iglesia: Casa de Oración.

Orar es dialogar con Dios, para ello hay que evitar todo monólogo personalista. El templo es un espacio temporal que posibilita al hombre desde un aquí y un ahora concretos. El hombre vive temporalmente el encuentro con Dios cuando habla a Dios. Donde habla a Dios, el hombre vive especialmente este encuentro. El templo es el lugar privilegiado y el ambiente propicio para este diálogo, porque en él el hombre encuentra a Dios.

Continuar leyendo

El Templo (iglesia)

El templo (iglesia), lugar de la celebración y casa de la asamblea, de la comunidad. El término templo (del latín templum) designa un edificio sagrado. En su origen, designaba la zona del cielo que el augur utilizaba para contemplar qué aves la atravesaban y en qué sentido, estableciendo así los augurios. Muchas religiones, si no todas, tienen edificios que se consideran sagrados.

Continuar leyendo

El color blanco de la Navidad y la Epifanía.

La diversidad de colores en las vestiduras sagradas pretende expresar con más eficacia, aun exteriormente, tanto el carácter propio de los misterios de la fe que se celebran, como el sentido progresivo de la vida cristiana en el transcurso del año litúrgico. Así los cristianos oran con sentimientos diversos evocados también por los colores de las vestiduras litúrgicas.

Continuar leyendo

  • 1
  • 2

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR