Siria, en el corazón

Con motivo de la visita a Madrid del Custodio de Tierra Santa, fray Pierbattista Pizzaballa, el domingo, 1 de noviembre de 2015 por la tarde, hizo un hueco en su calendario para dar a conocer cómo está la Custodia, con especial referencia a la situación de Siria.

 Tras un encuentro con los comisarios de las antiguas provincias franciscanas hoy unidas en la Provincia de la Inmaculada, se reunió con amigos de Tierra Santa en una sala abarrotada. Explicó la difícil situación de ciudades como Alepo, hoy aislada, el secuestro de frailes o el heroísmo de los cristianos sirios, a la vez que reconoció la multisecular y esencial aportación española a la Tierra de Jesús. 

El acto concluyó con la entrega de un recuerdo a los que hasta ahora han sido comisarios de las extintas provincias: fray Alfonso García Araya de la Bética, fray Emérito Merino de Castilla, fray Antonio Mora de Cartagena, fray Manuel Prades de Catalunya (representado por fray Agustí Boadas), fray Jesús España (representando a fray José Mª Estévez de Granada) y fray José María Falo (en nombre propio y de fray Jordi Escrivà de Valencia). Precisamente, fray José Mª Falo se incorporará en pocos días a la Custodia, siendo destinado al convento del Campo de los Pastores de Belén.

A continuación tuvo lugar una eucaristía en la Basílica de San Francisco el Grande, que presidió el P. Pizzaballa, acompañado de los comisarios, el P. Teodoro López (su mano derecha durante su intensa agenda) y el nuevo comisario de la Provincia de la Inmaculada, el P. Luis Quintana. Así, rezando, hicimos presente el día de todos los santos la Tierra Santa en la Jerusalén del cielo.

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR