Misa y mesa, 50 años después

El sábado, 11 de julio de 2015, en la Iglesia de San Francisco de Villarreal (Castellón) celebraron sus Bodas de Oro sacerdotales siete frailes de la extinta provincia catalana: Fr. Ramon Domènech, Fr. Manuel Prades, Fr. Lluís Borràs y Fr. José M. Botella. A la celebración se unió Fr. Vicenç Vicent, franciscano en el obispado de Castellón y faltaron fray Victorino Martín, que cuida a su hermano, y Fr. Fernando Rodríguez Gavilán, en la enfermería de Lérida.

Los actos comenzaron a la una de la tarde con una eucaristía, presidida por el ministro provincial, fray Juan Carlos Moya, y a la que asistieron sacerdotes, una veintena de frailes y numerosos fieles. Los homenajeados, durante la homilía, fueron calurosamente aplaudidos después de sus breves y enjundiosas intervenciones. Se da la circunstancia que fueron los primeros ordenados que ya no ejercieron de espaldas al pueblo, gracias a la reforma del Vaticano II. A continuación tuvo lugar una comida fraterna, elaborada por la Juventud Antoniana de Villarreal, a base de crudités del chef, y, ¡cómo no! una exquisita paella y una tarta alusiva a la efeméride.

Ad multos annos!

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR