Encuentro de Abril

Encuentro celebrado en el Centro de la Salle Arlep de Madrid, los días 17-18 de abril.

En encuentro comenzó con Fr. José María Sainz Giménez, como Vicario Provincial y en nombre de  Fr. Juan Carlos Moya, Ministro Provincial, que nos dío las gracias a los participantes por su presencia aquí, en este encuentro ya que es muy importante que los frailes se vean, se conozcan y se quieran para soñar juntos. 

La Provincia de la Inmaculada Concepción tiene una realidad, estamos de estreno con un reto grande pero muy ilusionante. Por ser grande y ser un reto, la misma estructura nos puede aplastar si no sabemos tirar todos juntos hacia adelante, ilusionando el futuro, con atenciones fraternas y enriquecidos con la relación con Dios. 

 Proyectos, trabajos, vidas. Hay que transmitir. Hay que transmitirlo. Esta experiencia para los nacidos desde 1960 es para decir, contar y compartir con todos los hermanos. 

El hermano José María concluyó su intervención con un deseo de bienvenida y la esperanza de que la estancia sea buena para todos. 

A las 8 de la Mañana se incorporan nuevos hermanos con el rezo de Laudes.

Después del desayuno, los participantes se reunieron en el aula para escuchar al Ministro Provincial, Fr. Juan Carlos Moya, quien, después de darnos la bienvenida y agradecer nuestra presencia, destaca que es un paso muy importante el encontrarnos más de cincuenta frailes en esta convocatoria. 

Existen unos 350 frailes en Nuestra Provincia. Pero había que empezar a convocar, antes de la tabla capitular, a las fuerzas vivas de nuestra nueva Provincia, para decir y hacerla consciente de lo que pensamos todos. Las dificultades deben ser resueltas desde dentro, con NUESTROS HERMANOS, fuerzas presentes y futuras, conocerlas, afrontarlas, asumirlas con corazón generoso. 

No podemos olvidar que somos hermanos menores, apasionados del Evangelio, apasionados de Cristo que caminamos por el mundo bajo el carisma de Francisco de Asís. Por tanto, con el oído abierto. Adónde quieres que vaya, Señor. Se nos abre un tiempo de esperanza, de ser, de bienaventuranza, de compartir. De hacernos cercanos, de pertenencia, de ser familia. De darlo todo y sin rebajas.

Tenemos proyectos y deseos de revitalización vividos desde la fe, ilusionados desde el Capítulo General y el Congreso Capitular, disfrutando del don de los hermanos en una vocación libre y disponible, donde mirar a Cristo es jugarse la vida cada día.

Fr. José María Roncero nos cuenta su experiencia personal que, con un jugoso monólogo sobre su pecera, nos hace reflexionar sobre el transvase que hemos experimentado al pasar de nuestras provincias regionales a la nueva Provincia. De una pecera a un acuario. Hemos crecido en esperanza y propuestas, se nos redime el futuro y tenemos la posibilidad de volver a soñar.  Roncero son describe una dinámica y nos invita a ir de tres en tres para reflexionar por el camino sobre nuestras peceras, ya inexistentes, sobre nuestra forma de nadar, y las referencias que tiene Dios, la fraternidad y cada uno de nosotros en el nuevo acuario. (Puedes leerla aquí)

A los pies de María Inmaculada se han puesto los dibujos y gráficos de esas reflexiones itinerantes sobre nuestras viejas peceras y el nuevo acuario recién estrenado. A sus pies las conclusiones que en diversos grupos hemos trabajado sobre nuestras presencias, evangelización y formación. Y a sus pies ponemos el gozo y la alegría de este encuentro para compartirlo con todos.

Se finaliza los actos del encuentro con una Eucaristía.

Tras el almuerzo, llega la foto de grupo y las despedidas, cada hermano regresa a sus respectivos servicios en el territorio de la Provincia de la Inmaculada Concepción.

Ver VIDEO



{oziogallery 250}

 

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR