Medalla de Extremadura. Colegio San Antonio de Cáceres

Para la directora del colegio San Antonio de Padua de Cáceres, Sonia Martín Merino, la Medalla de Extremadura supone un «reconocimiento a la labor docente de todo el mundo» en un momento, según indica, «complicado» para la Educación como consecuencia de las limitaciones sanitarias.

«Es un gran honor para un centro de la comunidad franciscana que durante 100 años ha servido a los alumnos y a las familias. La emoción te invade por todos lados»,

declaraba Martín minutos después de hablar por teléfono con el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, quien le ha trasladado personalmente la enhorabuena.

La docente, que el próximo curso asume por cuarto año consecutivo la dirección del San Antonio, ha conocido la noticia cuando el mandatario extremeño hacía el anuncio de las Medallas este miércoles.

«Los frailes están todos muy agradecidos»,

añadía Martín, que se lo ha comunicado a los franciscanos que actualmente están vinculados a la dirección del colegio, fray Francisco Arias y fray Emilio Rocha.

El San Antonio, un centro de referencia en la ciudad ligado al baloncesto, es condecorado con la máxima distinción de la región cuando se cumple el centenario de su fundación.

La solicitud para la obtención de la Medalla la tramitó la asociación de padres del colegio aunque ha contado con el apoyo de una comisión creada expresamente para celebrar las actividades del aniversario.

No es la única Medalla que conceden a la institución educativa este 2021, también recibirá la Medalla de Cáceres.

FUENTE: Diario Hoy

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR