Renovación de la profesión religiosa en Roma

La Comunidad Franciscana de Santi Quaranta en Roma ha celebrado gozosa, el viernes de la II semana de Pascua, la Santa Misa de Fraternidad. Eucaristía en la los frailes de esta Casa han renovado la profesión religiosa, como es costumbre cada 16 de abril, día en que se recuerda la aprobación oral del Papa Inocencio III del primer propositum vitae o protoregla de nuestro Padre San Francisco y los primeros compañeros. 

Precisamente este año, la Orden, está celebrando el VIII Centenario (1021-2021) de la aprobación de la I Regla, presentada por el Capítulo al mismo Papa en 1021. Proyecto que, sintetizado en una nueva redacción, en la que pasa de tener XXIII a XII capítulos, es definitivamente bulada por el Papa Onorio III como vida y regla definitiva de la Orden de Frailes Menores, el 29 de noviembre de 1023, con el Escrito Pontificio Solet annuere.

La oración en la eucaristía se extendió a pedir al Omnipotente y buen Señor, por la celebración del Capítulo General de la Orden y de nuestra Provincia de la Inmaculada. También se elevaron preces de acción de gracias por la misión franciscana con motivo del V Centenario (1521-2021) de la Evangelización de las Filipinas, misión a la que está casa está especialmente vinculada. El sacrificio de la Sta. Misa se ofreció como sufragio por los hermanos y hermanas, familiares y amigos de la Orden fallecidos por la pandemia de coronavirus, al tiempo que se rezó por salud de los enfermos y la salvación de todos. 

La liturgia fue presidida por Mons. Fr. José Rodríguez Carballo ofm, Arzobispo Secretario de la Congregación para la Vida Consagrada, y Ministro General de la Orden de Frailes Menores del 2003 al 2013. El P. José en la homilía, quiso subrayar algunos puntos del carisma franciscanos que se condensan en la intuición de la Regla:

El Evangelio como norte y norma fundamental de la forma vitae franciscana, sin glosas ni ideologías. La eclesialidad como medio natural donde nace, crece y florece la peculiar consagración de toda vida religiosa. La minoridad como un modo de vivir y hacer desde los pobres situándonos en las periferias existenciales. La fraternidad como espacio y desafío de la vocación compartida por todos los hermanos a ser signo en de comunión en el mundo

Al hilo de la multiplicación de panes y peces en el Evangelio del día (Jn 6,1-15), insistió en la lógica del don, como exigencia que brota de la experiencia de la pascua, que reclama de todos nosotros y en toda situación la disponibilidad a compartir, agradecer y restituir todo lo que recibimos, porque todo se nos es dado graciosamente por Dios, sumo bien.   

Los hermanos de esta Casa de Santi Quaranta, renovando la profesión, han querido reavivar a la luz alegre de la Pascua, su vocación consagrada y misión franciscana, para saber traducir en el presente el Evangelio como VIDA Y REGLA, como brújula y hoja de ruta del carisma de la espiritualidad franciscana en el seguimiento cotidiano de Cristo en la Iglesia: en contemplación, minoridad, fraternidad, evangelización y formación.  

Hoja con la liturgia de la renovación de la Profesión religiosa (PDF en Italiano)

Convento franciscano de Santi Quaranta
Roma, 16 de abril de 2021
Fray Vidal Rodríguez López ofm

ozio_gallery_nano

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR