Solemnidad de Santa Ana en Jumilla

El pasado domingo día 26, siendo las 19 horas y puntuales con la cita anual en esta fecha, dimos comienzo a la celebración eucarística en honor a Santa Ana, titular del  convento de Jumila. En esta ocasión, las normativas para evitar la propagación de la pandemia nos obligaron a tomar todas las precauciones dictadas para estos casos.

Reducimos a cien las sillas colocadas a 1.50, m. de distancias, se puso la esterilla a la entrada el atrio y el gel para el caso, y sólo se permitió la entrada a aquellos que llevaran mascarillas. En virtud de  las limitaciones del aforo la animación litúrgica de la misa la llevó a cabo el coro formado por miembros de la colonia Santanera, como ya lo hicieran durante el quinario.

A continuación celebramos las tradicionales “rogativas a Santa Ana”, sólo que en esta ocasión no vimos aconsejable cantarlas procesioando la sagrada imagen por las carreteras que bordean este convento; en su lugar, un grupo de devotos con las debidas precauciones portaron la sagrada imagen de la “Abuelica” por el atrio, mientras el resto de los fieles permanecían en sus sillas. Cinco fueron las paradas en las que se rogaba a Santa Ana que intercediera por los difuntos del Covid19 y sus familias, por los abuelos de Jumilla y su comarca, por las vocaciones franciscanas, por los niños y adolescentes de la Colonia Santanera, por los difuntos de Santa Ana y jumillanos ausentes. En el intermedio de cada estación toda la asamblea, animada por el coro, cantó la tradicional y antiquísima rogativa para que el cielo nos provea del agua necesaria para los campos y animales. Todo concluyó a la entrada del Santuario entonando el himno de la “Abuela Santa Ana”. A la conclusión del mismo dimos por finalizada la celebraciones en honor de la “Señora Santa Ana”, como gustan llamarla los primeros  cronistas de este Convento de Santa Ana del Monte.

Como hecho, no menos importante, hay que consignar el trabajo que han realizado los pequeños de esa colonia veraniega a favor de las Misiones Franciscanas. Elaboraron unos saquitos   que rellenaron con diversas plantas aromáticas de nuestro huerto y las obsequiaban a los que daban un donativo para las Misiones. Se ha recogido unos cuatrocientos euros.

Fray Francisco Oliver. Convento de Santa Ana del Monte en Jumilla.

ozio_gallery_nano

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR