29º Semana Parroquial en Cristo de la Paz, Madrid

Del 25 al 31 de mayo, la Parroquia Cristo de la Paz de Madrid, ha celebrado su 29º Semana Parroquial. Aunque no se han podido desarrollar todo lo se venía organizando desde principio de curso, ni la pandemia ni la desescalada ni las fases… han impedido que nuevamente este año nuestros feligreses hayan disfrutado de esta semana tan especial.

Coincidiendo con el domingo de Pentecostés, el lema de este año ha sido “Con la fuerza del Espíritu”; porque hemos aprendido y experimentado durante todo este tiempo cómo el Espíritu ha invadido nuestras vidas para superar todo tipo de adversidades, para superarnos a nosotros mismos, para acercarnos de nuevas maneras a Dios… y seguimos necesitando de su aliento…

Cada día ha estado dedicado a un don del Espíritu, y acompañando a cada don una pequeña catequesis/testimonio en la Eucaristía; además, cada día hemos pedido por un difunto de la Parroquia que ha fallecido durante este tiempo de pandemia, pudiendo acompañar a la familia lo que en su tiempo, por las circunstancias, no pudimos hacer. Se ha retransmitido todo por el canal Youtube de la Parroquia para que todos pudieran disfrutar de toda esta semana. Especialmente mencionamos el testimonio de Jorge, policía cristiano y padre de familia, quien compartió con todos cómo su fe le ha ido ayudando en su trabajo, durante esta última etapa, cómo le ha hecho cambiar y ha ayudado a cambiar… Gracias, Jorge, por tu testimonio, tu disponibilidad y tu ofrecimiento para animar, además, a través del ministerio de la música la Eucaristía de esa tarde.

El jueves tuvimos una Adoración Eucarística muy especial, animada a través de las canciones de fray Manuel J. Madueño, párroco de Cristo de la Paz (VER VIDEO).

Una de las cosas que más nos han llamado la atención desde que se inició la fase 1 es la cantidad de feligreses pidiendo el sacramento del Perdón. Por ello, también, el viernes antes de la Eucaristía, tuvimos una celebración penitencial que presidió fray Pedro Botía, Vicario parroquial.

El sábado a las 10’30 h. tuvimos un Rosario muy especial, tranquilo y personal, donde pedimos por intercesión de nuestra Madre, por las necesidades de nuestro mundo, de nuestra gente, las nuestras propias… y por cada Ave María, los hermanos hemos ido añadiendo nuestro piropo más cariñoso a la Virgen María.

Y a las 21’00 h., unidos al Equipo de PJV de la Provincia franciscana de la Inmaculada Concepción, celebramos una Vigilia de Pentecostés, donde participaron un buen número de feligreses y fuimos seguidos por las redes con más de 300 visitas en directo (VER VIDEO).

Y el domingo, en vez de tener una Eucaristía parroquial como haríamos normalmente, todas las Eucaristías quisimos darle este carácter festivo y celebrativo, siendo unas celebraciones de acción de gracias y de petición por todos los fallecidos de la Parroquia, amigos y familiares.

Durante toda esta semana, para ayudar a Cáritas parroquial en su labor tan generosa y entregada que está haciendo especialmente en estos meses de pandemia, se ha organizado una campaña de operación litro de aceite y leche, al igual que se han solicitado diversas ayudas para poder atender con más calidad a las familias que acuden a nuestra Parroquia.

Desde aquí nuestro agradecimiento a todas las personas que nos han ayudado a que, a pesar de las adversidades, hayamos podido celebrar una Semana Parroquial tan especial; gracias también a los que habéis participado físicamente y a los que nos habéis seguido a través de las retransmisiones en directo; gracias también a la fraternidad franciscana que habéis hecho todo lo posible para que nuestra Parroquia sea de nuevo Casa y Hogar para nuestros feligreses, a los que hemos echado de menos durante todo este tiempo; y gracias al Espíritu, por todo lo que ha alentado en nuestras vidas. Os dejamos aquí, para terminar, la acción de gracias que se leyó en cada una de las Eucaristías del Domingo de Pentecostés. Paz y Bien.

“Ven, Espíritu Santo, y sigue ayudándonos a ser hijos y hermanos. Aunque no podamos abrazarnos ni besarnos, y tengamos que escondernos bajo una mascarilla, haz que nuestra mirada y actitudes muestren el amor que infundes en nuestros corazones.

Anímanos y fortalécenos para seguir cuidándonos unos a otros, para que podamos vivir sin miedo, con precaución y prudencia, pero sin miedo.

Ayúdanos a parecernos a Jesús, a transmitir alegría y esperanza por donde vayamos. Nuestro mundo necesita ahora de palabras y acciones alentadas por ti.

Únenos en comunidad, ahora que podemos volver nuevamente a nuestra iglesia física, aunque todo este tiempo nos hemos dado cuenta que hemos hecho Iglesia desde casa; la iglesia no se acaba en estas 4 paredes.

Anima nuestras celebraciones, ahora que podemos volver a alimentarnos de tu Cuerpo y de tu Sangre, después de este tiempo de ayuno.

Ayúdanos a entender la Palabra y a orar, ahora que hemos descubierto nuevas formas de evangelizar, más allá de aulas y de libros.

Mueve y guía a este Parroquia Cristo de la Paz, que quiere ser Casa y Hogar para todos, que quiere ser lugar para el hermano que desea paz, perdón y amor para su vida. Renuévanos y llénanos de creatividad y de vida nueva.”

Fray Manuel Madueño Moreno.

 

ozio_gallery_nano

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR