Fin de Curso escolar 2015-2016

Hace calor, mucho calor. No me ha dado tiempo a limpiar la piscina porque el fin de curso se me ha ido echando encima hasta aplastarme con su cansancio y agotamiento. Pero, como hemos podido, hemos ido resistiendo hasta llegar al escenario de la clausura. El curso académico ha finalizado para la Educación Primaria, mientras, como adyacentes, aguantan hasta el viernes.

Como muchos proyectos, dentro de nuestra nueva Provincia, estamos abiertos a pre evaluaciones y valoraciones por el esfuerzo y trabajo realizado, dada la confianza que se nos entregó, porque hoy, conforme están las cosas, no se da nada. Y como mucho de nuestros alumnos, la apreciación ha sido satisfactoria porque hemos trabajado hasta la fatiga, hemos hecho nuestro el colegio más allá del afecto, hemos cogido la educación como un pilar muy grande en nuestra vida, haciendo virtud la convivencia, la comunidad educativa y la fraternidad entre los profesores.

Pero, desde la humildad franciscana, debemos de seguir progresando, y si se puede adecuadamente será mejor. Hemos vivido cambios y experiencias muy grandes e importantes en el funcionamiento del colegio y en el organigrama de actividades. Además de aprobar, de admitir y aceptar la misión compartida y realizada por este grupo de hombres y mujeres que creen en el hombre y en el desarrollo de sus valores humanos y virtudes cristianas, merecen la confianza de los que tienen la tarea de supervisar la actividad docente de nuestros colegios, y hacerlos pasar, con puntuación alta, a un próximo curso donde la docencia seguirá siendo una faena vocacional donde santificar el prestigio de nuestras labores.

Feliz fin de curso. Felices vacaciones.

Fr. Gregorio Rivera

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR