90 aniversario Colegio franciscano San Antonio de Padua de Alicante

El colegio de San Antonio de Alicante tiene su origen en la presencia de los frailes en esta ciudad que se remonta al año 1440.  El primer convento franciscano fue en este año en el barrio de Los Ángeles donde se produjo el milagro de las tres Faces y donde se veneraba la imagen de Sta. María de los Ángeles como patrona de Alicante por aquel entonces.

A principios del siglo XVI los Franciscanos abandonan el barrio de Los Ángeles y fundan un convento más cerca de la ciudad, en el arrabal de Gracia al pie de una “montañeta”. Los frailes se dedicaron al culto, la predicación, la enseñanza de las primeras letras, al tiempo que atendían a los más necesitados. Allí estuvieron hasta la desamortización de Mendizábal que en 1836 ocasionó la exclaustración de todas las órdenes religiosas.

Vuelven los franciscanos a Alicante en 1919 asentándose en el barrio de Carolinas con su misión itinerante: misiones populares, atención a enfermos, enseñanza, predicaciones en Cuaresma. Florecen, fruto de esta actividad, la Juventud Antoniana y la Tercera Orden (OFS).

Es el 4 de julio de 1926 cuando se inaugura un nuevo convento en el barrio de “Les Oliveretes” bajo la advocación de San Antonio. Su misión principal será la creación de un colegio que sirva para ofertar una educación cristiana como alternativa a las llamadas Escuelas Modelo. A la vez se adquiere un terreno en el que se edificará la actual iglesia presidida desde 1956 por una imagen de la Inmaculada coronada canónicamente en 1958. Un poco más tarde, en 1969, el templo fue erigido como Parroquia de forma que la labor evangélica actual se ejercita a través de la actividad parroquial y de la actividad docente del colegio.

Han pasado 90 años desde que se abriera el colegio y es momento de dar gracias. En primer lugar, dar gracias a Dios por todos estos años de existencia de un colegio humilde, sencillo, sin pabellón cubierto ni piscina climatizada pero con un corazón más grande que el patio. Si alguno de Vds. que tienen la paciencia de leer este artículo, es padre o madre de niños en edad escolar sabrán que la educación no la transmiten las paredes, ni las cristaleras, ni el polideportivo; LA DAN LAS PERSONAS. Es cierto que si un colegio dispone de grandes instalaciones se hace más agradable la etapa escolar.  

Por eso tiene más mérito la historia del colegio franciscano de Alicante. Porque sin grandes medios, los frailes, profesores y demás personal  han hecho posible que las familias confiaran a sus hijos. Vaya mi homenaje al colegio de mi vida, y cuando digo al colegio no me refiero al edificio, sino a los que dieron su vida en Alicante para que los niños se acercaran a Jesús, Mc 10, 13-16   “Dejad que los niños se acerquen a mí” con el estilo franciscano. 

Desde que empezó el curso 15/16 se han ido realizando muchas actividades y actuaciones especiales para celebrar el 90 aniversario. Entre ellas, una agenda escolar conmemorativa, Encuentro de Profesores de los Colegios  Franciscanos, papelería con el logo para circulares y escritos de secretaría,  paneles publicitarios en la fachada, jornada de puertas abiertas, Encuentro de Antiguos Alumnos,  fiesta  para los niños con regalos de recuerdo del 90 aniversario, edición especial de la Revista Escolar y como clausura, Acto Institucional.

Todas las actividades han servido para celebrar el 90 aniversario pero hay dos que vale la pena resaltar: 

Una es el Encuentro de Antiguos Alumnos. Para mí fue un honor coincidir en el cole con mis compañeros de clase cuando era alumno y con los alumnos cuando ahora soy profesor. ¡Qué experiencia más fuerte! Un montón de antiguos alumnos vinieron para recordar su cole y otros muchos que no pudieron por distintos motivos.

Otra fue el Acto Institucional donde estuvieron presentes autoridades del Excmo. Ayto. y de la Consellería de Educación. frailes, profesores y personal no docente (en activo y jubilados), miembros del APA de varias generaciones y familias. Todos nos sentimos muy orgullosos de pertenecer a esta gran Comunidad Educativa. No me olvido de los que querían estar con nosotros en este momento tan entrañable y que no han podido. Nos lo han hecho saber y se lo agradecemos enormemente. San Antonio de Padua, una vez más, ha hecho otro milagro: que nos juntáramos y brindáramos  por la educación en valores franciscanos todos los que formamos y han formado este equipazo. 

 Como sé que me leen desde el cielo, ahí va eso: ¡GRACIAS! En esta tarta de cumpleaños estamos soplando las velas los que no hemos hecho la tarta ni hemos comprado las velas. ¿Se me entiende? Pues eso, me voy a seguir haciendo más tarta porque hay muchas velas que poner y vendrán otros a soplar.

Vicente Gomis Devesa, profesor del colegio de Alicante

 

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR