Bajada a Jumilla de la imagen del Cristo Amarrado a la Columna

El Domingo de Ramos centenares de personas acompañaron a pie a la imagen del Cristo Amarrado a la Columna en su tradicional recorrido de bajada desde el convento de Santa Ana del Monte hasta la Parroquia Mayor de Santiago de Jumilla.

La talla religiosa, obra del célebre escultor murciano Francisco Salzillo, permanecerá en Jumilla para ser llevada en procesión durante la Semana Santa, y para que pueda ser venerada por quienes no pueden acercarse hasta la iglesia de Santa Ana del Monte, donde se custodia el resto del año.

Los actos comenzaron con la Misa de despedida en la iglesia del convento de Santa Ana, presidida por su guardián fray Francisco Oliver. A continuación comenzó la bajada del Cristo hasta Jumilla, un recorrido de unos seis kilómetros de distancia. El P. Oliver dirigió a los fieles unas breves palabras recordando la necesidad de vivir la Semana Santa “con alma”. Asimismo, con motivo del Año de la Misericordia, hizo entrega al presidente de la Hermandad del Cristo Amarrado a la Columna, don Maximiliano Olivares, de una rama de olivo, como símbolo de la paz de Cristo que debemos llevar a los demás, y de una reliquia de la Columna donde Nuestro Señor recibió los azotes, que se conserva en Santa Ana, para que acompañe al Cristo durante las semanas que va a estar en Jumilla.

La imagen del Cristo, a la que acompañaban también la alcaldesa de Jumilla, doña Juana Guardiola, llegó al anochecer a la ermita de San Agustín, donde centenares de personas le aguardaban para acompañarle hasta la parroquia de Santiago en procesión.

El Cristo Amarrado a la Columna volverá de nuevo al convento de Santa Ana en romería el segundo domingo de mayo.

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR