IV ENCUENTRO DE COROS DE ALBACETE

16 de coros de la provincia hacen de la música un testimonio de misericordia.

El Encuentro de Coros surgió hace unos cuatro años, con motivo del Año de la Fe, con la inquietud de ser una forma renovada de presentar y dar a conocer la dimensión creyente de cualquier persona: la fe.

Todo el mundo tiene fe, confía, tiene convicciones, cree en alguien y en algo. Las convicciones de carácter religioso son una dimensión más del ser humano, y son también una ayuda y un estímulo para ser cada vez menos inhumanos, por eso, por esa cuestión de corresponsabilidad con el prójimo, y preferentemente con los que más lo necesitan, el encuentro de coros tiene un carácter eminentemente solidario. Una solidaridad que utiliza un lenguaje universal... la música, para poder llegar a to- dos, y para que todos sientan que tienen sitio.

Intenta ser una forma nueva de llevar una buena noticia. Por eso una de sus particularidades es partir de la propia letra de las canciones, aprovechar su enjundia, su contenido, sus valores humanos y religiosos. De ahí que la presentación de cada canción trate de ser una mini reflexión que provoque al oyente, a partir de la propia letra de cada canción, y le haga pensar o suscitar sentimientos y/o emociones que le afecten en su propia realidad vital.

Con un hilo conductor que es el tema sobre el que gira cada edición, y que este año fue sobre la misericordia, ¡cuán necesaria es! y más en estos tiempos donde el conflicto está al orden del día, difícil de solucionar sino es con el perdón misericordioso que restituye esas relaciones rotas por el odio y las diferencias, a priori, irreconciliables.

Trata de ser un encuentro en salida, es decir, que haga al creyente, al que tiene fe, salir de los templos para estar en el “atrio de los gen- tiles”, en la “plaza pública” y posibilitar compartir las convicciones propias con otro tipo de convicciones, pues cuan- do salimos de nuestras zonas de confort y nos abrimos a los demás, con la perspectiva de ayudar a quien más lo necesita, nos damos cuenta de que son más las cosas que nos unen que las que nos separan. De ahí que tengan cada año cabida instituciones que no son estrictamente religiosas, también nos une la solidaridad.

Es una explosión de ritmos, so-nidos, melodías, voces, estilos muy diversos; con coros grandes, pequeños, jóvenes, niños, mayores, donde todos tienen sitio; y que nos ayudan a acercarnos y reflexionar sobre el tema que trata cada año, así contribuimos a que no sea un desfile de coros sino un certamen con sentido y contenido con un hilo conductor concreto, que entretiene a la vez que te conmueve el corazón y la mente.

Es un acto de generosidad de los coros, este año han sido 15 (el que más). Gente, como tú y como yo, que les gusta la música, les apasiona. Es una expresión musical popular, donde todos tienen sitio, pues se fusionan los que saben solfeo, o tienen estudios musicales, con los autodidactas, o con los que tienen mucha pasión y dedican su tiempo a disfrutar y hacernos disfrutar con esta lengua universal integradora que es la música.                          

DESCRIPCIÓN DEL CORO DE LA PARROQUIA DE SAN FRANCISCO DE ASÍS.

El coro de la Parroquia de San Francisco de Asís de Albacete es un grupo parroquial formado por personas comprometidas con su voz y con su música.Su carisma es la música. Voces e instrumentos musicales que se ponen al servicio de la Parroquia para ayudar en la transmisión del Evangelio. 

Su participación se centra fundamentalmente en la Eucaristía dominical de las 13 horas y en aquellos momentos fuertes del tiempo litúrgico donde se requiera un mayor acompañamiento coral.

El coro pretende ser un instrumento al servicio de la Parroquia para acercar el mensaje de Dios a los participantes de los actos litúrgicos. Trabaja para ayudar al recogimiento y a la oración. Su deseo es colaborar en hacer más cercana la Palabra proclamada cada día en el Evangelio. Su compromiso es quetodos podamos vivir con más intensidad y recogimiento la entrega de Jesús en el sacrificio de la Misa.

Pretende ser, en definitiva, un instrumento del Señor, puesto al servicio de la fraternidad franciscana.Este coro es una gran familia. Con abuelas, padres, madres, hijas etc. Es decir, todos tienen cabida. Solo se requiere personas con espíritu joven y con el ánimo decidido a participar con su voz (y con instrumentos también).

 Es un coro alegre, divertido y que disfruta ensayando y participando en las Eucaristías y de los momentos litúrgicos. Es un coro abierto a todos y a todas.

Es un coro con claras connotaciones franciscanas. Está muy agradecido a la Fraternidad Franciscana por su apoyo y cariño.

El pianista y director es Vicente García. Persona con grandes conocimientos musicales, y sobre todo, muchísimo interés.Conciliador y paciente.

Forman parte del Coro algunas familias donde todos sus miembros participan con su voz desde hace muchos años. Citar a la familia García Alonso, con esas voces tan poderosas y con esas dotes organizativas tan valiosas. La familia Soro Díaz, de voces animosas y espíritu tamborilero. La familia Gascón Fajardo siempre en búsqueda de nuevas canciones y dulces melodías, espejo de sus voces.

Pero también hay personas a título individual, que al igual que las anteriores, tienen gran corazón y reflejan en sus voces la fuerza interior que poseen. Son personas fundamentales para la buena marcha del coro. Como Encarna, madre e hija; María Jesús Pérez; Angelita y su nieta María; el cuarteto del grupo dematrimonios “Camino de Familia”: Maribel Baldueza, Pepi Lozano, Isabel Luján y Augusto.

En este curso el coro está muy alegre por la incorporación de savia nueva. Personas que ya han aportado mucho para el poco tiempo que llevan. Hablamos de Amanda, Emilia, Encarna y Javier. ¡Ya son del coro!.Echar de menos este año a Marta Tárraga y su hija, que por razones imperiosas no pueden participar.

Después de esta descripción de los integrantes del coro, se puede comprobar que se trata de un coro variopinto, dinámico y genial, para una Parroquia Franciscana acogedora y cercana. Un coro siempre dispuesto a todo por el Evangelio. 

Finalmente el coro quisiera animar a todas aquellas personas a las que los cantos les ayuden a su encuentro con Dios, a todas

las que sientan la música como algo importante en su vida de fe, a que se incorporen al grupo. A que vengan a participar. ¡No se arrepentirán!

 Y además, para cantar como los ángeles, solo hace falta un corazón angelical, no una voz genial.

FUENTE: Parroquia San Francisco Albacete

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR