Santa Marta

Juan (11,19-27):Evangelio según san Juan (11,19-27):

 En aquel tiempo, muchos judíos habían ido a ver a Marta y a María, para darles el pésame por su hermano. Cuando Marta se enteró de que llegaba Jesús, salió a su encuentro, mientras María se quedaba en casa. Y dijo Marta a Jesús: «Señor, si hubieras estado aquí no habría muerto mi hermano. Pero aún ahora sé que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo concederá.»
Jesús le dijo: «Tu hermano resucitará.»
Marta respondió: «Sé que resucitará en la resurrección del último día.»
Jesús le dice: «Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá; y el que está vivo y cree en mí, no morirá para siempre. ¿Crees esto?»
Ella le contestó: «Sí, Señor: yo creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo.»
Palabra del Señor

Marta es la hermana de María y de Lázaro de Betania. En el evangelio se habla tres veces de ella y siempre resalta su actitud de servicio y acogida a Jesús. Pero más importante que este esmero por servir, Marta es de los pocos personajes del Evangelio que junto a Pedro confiesa de manera explícita y completa su fe en Jesucristo como el Hijo de Dios.
En este día de su fiesta la Iglesia la presenta como modelo de mujer laboriosa y patrona de los hosteleros.
Jesús le tiene que recordar a Marta que aunque el servicio es la expresión más concreta del compromiso con la vida y los demás -Él mismo reconoce que vino a servir- le indica a su amiga Marta que no todo servicio es expresión del amor. Que hay una manera de servir que te hace estar inquieto e intranquilo que, incluso te hace pensar mal del que no sirve y está sentado, sin hacer nada a los pies de Jesús escuchándole como hizo su hermana Maria.
En el Evangelio del día de hoy vemos a Marta inquieta, herida por la muerte de su hermano Lázaro pero segura de acudir a Jesús con entereza y, en diálogo con Él, le confirma su firme confianza en Él como mediador infalible del Padre, empezando así un itinerario interior que la conducirá a una profesión de fe plenamente cristiana:"sí, Señor, yo creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios que tenía que venir al mundo".
Pidamosle hoy al Señor que no permita que el ritmo frenético de nuestras jornadas nos atropelle hasta el punto de dejar de estar inspirado por el amor en todos nuestros servicios y quehaceres cotidianos y, sobre todo, que no deje que la experiencia de dolor nos aleje de Él, más bien, como hizo Marta, sea para nosotros ocasión y experiencia fecunda de resurrección y de vida..

¡Paz y Bien!

Enviados al mundo entero

22-08-2017

...

Continuar Leyendo

Oremos por las Víctimas del Atentado Te …

19-08-2017

...

Continuar Leyendo

Exhibición de los frescos de Giotto, Co …

17-08-2017

...

Continuar Leyendo

Los colores de los franciscanos

15-08-2017

...

Continuar Leyendo

La recepción en la Orden de la vida ere …

08-08-2017

...

Continuar Leyendo

¿Qué más sabemos después de la aper …

04-08-2017

...

Continuar Leyendo

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR