Guadalupe, guía y meta de jóvenes caminantes

Hace 30 años que el entonces arzobispo de Toledo, cardenal Marcelo González Martín (1918-2004), junto al hoy arzobispo de Granada, D. Javier Martínez Fernández, a la sazón obispo auxiliar de Madrid, organizaron y presidieron la primera peregrinación de jóvenes universitarios de ambas diócesis al santuario de la Virgen Negra de Guadalupe, en las Villuercas extremeñas.

Ahora suben con jóvenes a este santuario de la Madre de Dios, los obispos y delegaciones diocesanas de Getafe, Toledo, Córdoba y Coria-Cáceres, a los que se unen periódicamente el colegio san José, de los jesuitas de Villafranca de los Barros (Badajoz); el colegio Mater Salvatoris, de Madrid, y la capilla universitaria de la Complutense, rescoldo de aquella peregrinación madrileña de hace 30 años. A falta de que se sumen las diócesis de Sevilla, Granada, Ciudad Real y Mérida-Badajoz –ante las que no dejamos de insistir por lazos seculares–, el santuario de Guadalupe (con la imprescindible colaboración de la Alcaldía y las direcciones del IES “Las Villuercas” y el colegio público “Reyes Católicos”) recibe cada año, durante el mes de octubre, cientos de muchachos caminantes, acompañados por numerosos curas jóvenes (antes peregrinos de Guadalupe o de las JMJ), que durante todo el curso los iluminan y conducen por el camino recto en estos tiempos de nubarrones y zozobras.

Aunque en días diferentes, el itinerario de Toledo, Getafe y Córdoba es muy parecido. Llegan en autobús al Puerto de san Vicente y caminan hacia Guadalupe durante tres jornadas. Estación grata y obligada son Mohedas de la Jara y Alía, en cuya parroquia celebran la eucaristía de la segunda jornada y hacen vigilia nocturna. Cuando no caminan –a veces bajo las primeras lluvias otoñales–, tienen catequesis, reunión de grupo, oración de laudes y vísperas, eucaristía y veladas musicales. Durante las largas caminatas por parajes sorprendentes nacen o crecen las amistades, comparten sentimientos e ideales, intercambian opiniones y muchos piden dirección espiritual y confesión, aunque algunos lo harán con los frailes cuando lleguen al monasterio. Excepto Getafe –que llega al mediodía dominical, celebra a la una presidida por el obispo, sube ordenada y piadosamente a besar el manto de la Virgen y, después de comer, regresa a casa–, los de Toledo y Córdoba tienen la entrada, ruidosa y emotiva, a media tarde del sábado. Recibidos por el P. Guardián, saludan a la Virgen y suben ordenadamente a besar el manto. Anochecido el día, Toledo hace vigilia de adoración; Córdoba, velada musical. Ambas pasan la noche en Guadalupe y celebran la eucaristía el domingo –presididas por sus obispos: Córdoba a las 9.30 y Toledo a las 13.00–. Rito ineludible es la foto de grupo, cada vez más difícil de encuadrar por el creciente número; después, Córdoba parte hacia Hinojosa del Duque (Córdoba), que los recibe con afecto y jolgorio cuando vienen y a la vuelta. Toledo come en el patio de los peregrinos y, quitada la mesa, tiene festival y envío. Y en esto llevan: Toledo, XXX años (13-15/X/2017: 600 jóvenes, 20 sacerdotes y diáconos, lema: “Crecía en sabiduría y gracia”); Getafe, XXVI (29-1/X/2017: 760 jóvenes, 20 sacerdotes y religiosas, lema: “Sal de tu tierra”) y Córdoba, XXII (20-22/X/2017: 860 jóvenes, 10 sacerdotes, 3 religiosos, 60 seminaristas, lema: “Mansos y humildes de corazón como María”). Ocasionalmente, este año hemos recibido también una peregrinación de la delegación de pastoral juvenil de diócesis de Tarrasa, con 200 jóvenes. Camino de Fátima, los catalanes llegaron al atardecer del 31 de julio, celebraron la eucaristía y tuvieron adoración eucarística. Después de dormir en el albergue del monasterio, cantaron la oración de la mañana, subieron al camarín y visitaron el claustro mudéjar.

[Guadalupe, revista del RMG]

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR